10 consejos para una vida mas equilibrada

Cuando hablamos de equilibrio, no solo nos referimos a la capacidad física de mantener nuestro cuerpo sobre la propia base de apoyo, sino a ese aparente súper poder que permite que no se tambalee ningún aspecto de nuestra vida.

¿Alguna vez has sentido que le falta balance a tu vida?

Muchas veces cometemos el error de solo considerar el cuerpo, el alma y la mente al emprender la búsqueda del balance personal.

Pablo Morango, Ex guía de crecimiento personal, afirma que para lograr un balance en el ser, es necesario considerar, además, las emociones. Sostiene que:

Estas son las cuatro patas de la mesa. Cuando nos enfocamos en una  sin tomar en cuentas las otras, usualmente perdemos el equilibrio y nos cuesta poder actuar con completa convicción, ya que funcionan en sintonías unas con otras.

Dice que el Crecimiento Personal es lograr trabajar todas de una forma integral, donde no hay una que sea más importante que la otra, y donde desde ellas podemos actuar de manera más equilibrada en la vida.

Aquí te damos algunos tips para lograr ese equilibrio que buscas:

1 – Aliméntate sanamente.

Si quieres un cuerpo sano, debes tener cuidado con lo que lo alimentas. No se trata de cohibirte de los pequeños placeres culinarios, sino más bien de evitar que se conviertan en tu rutina de alimentación.

 

2 – Ejercita tu cuerpo.

Elige el tipo de ejercicio con el que te sientas más cómodidad, no se trata de forzarte a hacer algo que no te gusta. Si prefieres espacios naturales, puedes elegir caminar, correr o incluso unirte a algún grupo que se ejercite al aire libre. Si prefieres espacios cerrados, puedes considerar los gimnasios, centros de Cross Training, de yoga, de pilates, de baile, entre otros. Recuerda, tiene que ser una actividad física que te agrade, y no tardarás en darte cuenta de los cambios positivos en tu cuerpo, tu nivel de estrés, tu forma de reaccionar ante los retos diarios que se te presenten.

3 – Inicia tu día planificando.

Sugerimos que te tomes 10 minutos antes de comenzar el día para organizarte. Revisa las tareas del día, los entregables pendientes, las reuniones, incluso el tiempo del que dispondrás para almorzar, ejercitarte, y distraerte. Establece tus metas diarias y apégate a ellas con enfoque.

Algunas herramientas que puedes utilizar  son los calendarios y alarmas de Google, Outlook, dispositivos móviles como teléfonos inteligentes y tabletas, agenda convencional, entre otros.

 

4 – Medita / reza.

Tómate ese tiempo para escuchar tu interior y elevar cualquier inquietud o gratitud que sientas necesario para descargar tu alma. Ese espacio te ayudará a tener paz.

 

5 – Detente a respirar.

Es válido que te tomes algunos minutos varias veces al día solo para respirar. Puedes elegir hacerlo desde tu escritorio, en el baño, en un área de esparcimiento, en la casa, en el autobús, o desde cualquier lugar que consideres conveniente. Respira profundamente inhalando despacio hasta llenar los pulmones y exhalando con igual calma. Notarás como con estas pequeñas pausas acumulas menos tensión durante tu día.

 

6 – Lee contenidos enriquecedores.

Aprender cada día algo nuevo puede parecer un Cliché, sin embargo, ejercitar la mente, la capacidad de aprender puede ayudar ser mejores y destacarnos en las áreas que decidamos prepararnos. Personas exitosas como Oprah Winfrey, Warren Buffet y Bill Gates, dedican un tiempo importante diariamente a la lectura y lo recomiendan para crecer tanto en lo profesional como en lo personal. Leer sobre temas de interés puede apoyar el proceso de organizar tu conocimientos y hasta descubrir perspectivas distintas sobre puntos de tu interés.

 

7 – Socializa.

Ser un ente ermitaño quizás no sea la mejor vía para lograr equilibrio. El ser humano es un ente social. No es que seas el alma de las fiestas, solo se trata de compartir espacios, conocimientos, experiencias, anécdotas, o hasta pasatiempos.

 

8 – Organiza tus espacios.

Te sentirás más a gusto en espacios que sean agradables para ti. Encontrarás más rápido todo lo que necesitas y no romperás con tu armonía si consigues que tus espacios sean un aliado para sentirte en calma y dentro de tu centro.

 

9 – Escucha buena música.

No importa el género musical que prefieras, te recomendamos escuchar siempre música que te ayuden a sentirte en libertad, que te motive a romper la rigidez de los músculos o hasta te anime a cantar.

 

10 – Cierra tu día.

Saca algún balance o conclusión al final del día, lista los logros. No te lleves a la cama ninguna frustración, más bien, si llegas a la hora de ponerte la pijama y tienes algún malestar o tormento, haz un ejercicio rápido de ideas que representen soluciones y encuéntrate con la almohada con la disposición de cargar energías para vencer al día siguiente.

 

¡No dilates más!, aplica estos consejos que te ayudarán a lograr el equilibrio de vida que te hace sentir feliz y en paz.

 

¿Y tú, tienes algún tips para tener una vida en equilibrio? Compártelo con nosotros en los cometarios.

 

Commentarios

comentarios

Podría también gustarte...